Follow by Email

viernes, 31 de mayo de 2019

EL JARDÍN DE BRUNA EN SEVILLA (Relato poético)










The Richard Channin Foundation, 1999
















Para The Richard Channin Foundation (Fernando Clemente, Miki Leal y Juan del Junco)








En el Gre Cernuda observa la ciudad ochenta años después, tras la mirada, alegre y viva de los jóvenes artistas.





El viento que cimbrea al magnolio
¿Es el mismo?
No lo sé.
Pero el aire que roza
                      la rosa
de Juan Ramón,  trasmina perfumes de libertad.









Sonora música que arrastra otros sonidos de sentidos iguales y diferentes.






¡Sevillanos finos y fríos; siempre abiertos y siempre tan cerrados!









Se oyen las campanas – como en el huerto de Francisco Bruna – de San Clemente y más allá, siempre, siempre a la izquierda de mi embrollo, Omnium Sanctorum.








¿Dónde la música callada
 del alma?






Hasta luego, maestro.

Adiós, respondo.







Gira la música a mi alrededor
porque gira la vida.





Y mi voz regresa para decir:
acércate a la ventana y mira
a los niños que juegan entre risas.
¡Arroyo claro
fuente serena…!








Mientras Bruna, educado y paciente, sigue cultivando con mimo, la rosa que me distes con todo mi amor, tan lejos de la ciudad.



Y la voz de Luis Cernuda tiene un deje antiguo y añejo cuando lee El Escándalo:

En las largas tardes de verano, ya regadas las puertas, ya pasado el vendedor de jazmines, aparecían ellos, solos a veces, emparejados casi siempre.

Alguna vez levantaban la mirada a un balcón, donde los curiosos se asomaban al ruido, y había en sus descarados ojos juveniles una burla mayor, un desprecio más real que en quienes con morbosa curiosidad les iban persiguiendo. Al fin se perdían al otro extremo de la calle hacia la venta de Eritaña.


Eran unos seres misteriosos a quienes llamaban “los maricas”.







Pero todo pasa…





Y la música cautiva de Luis Cernuda, agotada, se transforma en el Gre, trasminando perfumes de libertad






¡Sevilla, Guadalquivir, cuán atormentáis mi mente!






Pero allí estaba la luz, la luz clara de mis sentidos, observando cómo la ciudad 80 años después, seguía luchando, esta vez con éxito, por los aires de la libertad.



                             

En el Gre

LAUS DEO

 
 

Nota del autor: El Gre era un bar after hour que reunía a los últimos bohemios de la noche sevillana. Estaba situado en un callejón de la calle Feria en Sevilla.




Ut supra es un Relato poético de mi libro




















Coda I: Francisco de Bruna y Ahumada (Granada1719-Sevilla1807)













Coda   II:   The Richard Channin Foundation Antojólica 20 años después en el CAAC Sevilla, el 27 de junio 2019

 







De izqda. a dcha: Fernando Clemente, Miki Leal y Juan del Junco en 2019 (The Richard Channin Foundation)




















Fernando Clemente

































Miki Leal





























Juan del Junco