Follow by Email

miércoles, 12 de marzo de 2014

EXPOSICIÓN DEL PINTOR ANTONIO ROJAS EN LA CIUDAD DE SAN ROQUE


                                                                                


San Roque, ciudad donde reside la usurpada Gibraltar, siempre se ha caracterizado por ser foco y referente de la cultura en el Campo de Gibraltar y prueba de ello, en el campo de la plástica actual, son las exposiciones del emergente y joven artista sanroqueño Miguel Núñez Torres, agosto 2013, y más próxima a la fecha de este artículo, la del también sanroqueño Sergio Galea. Ambas expuestas en la Galería Ortega Brú ubicada en lo que fueron las caballerizas del Palacio de los Gobernadores, lugar emblemático de la Comarca del Estrecho.
Ahora, también en la Galería  Ortega Brú (Luis Ortega Brú; 1916–1982; fue un famoso escultor e imaginero sanroqueño, autor, entre otras esculturas, de muchas de las imágenes que procesionan en La Semana Santa de Cádiz, Córdoba, Jerez, Málaga y sobre todo Sevilla) expone, hasta el 28 de marzo, Antonio Rojas (Tarifa 1962), uno de los artistas más representativos de la vanguardia pictórica española, una muestra  bajo el nombre La Línea clara de la que el autor dice que para mí representa, de algún modo, la idea de dibujo continuo aplicado, a veces, como un “cutter” (instrumento cortador) que navegase seleccionando y recortando lo esencial a través de su recorrido en cuanto a claridad, exactitud y experimentación y que bajo ese título he agrupado una gran parte de mi producción reciente, usando diferentes medios técnicos y soportes desde el óleo y acrílico sobre lienzo, madera o papel, hasta la fotografía tratada en forma de “décollage” (técnica opuesta al collage). Y también introduciendo el volumen a modo de cuestionamiento óptico de la arquitectura fotografiada. Eso mismo ocurre con algunos de los cuadros pintados sobre un prefabricado de madera, donde se cuestiona la percepción de la perspectiva.
Por lo anterior en algunas de las obras expuestas utiliza la técnica de la perspectiva reversible o “reverspective”, en inglés, y que supone una ilusión óptica en una superficie de tres dimensiones, donde las partes de la imagen que parecen más alejadas son en realidad las más cercanas.
Este método, según nos informa el artista, está inspirado en el utilizado por el pintor inglés Patrick Hughes, pero con los tintes propios que aporta el artista tarifeño afincado en Madrid.    
A este respecto citemos, a título de ejemplo, la obra expuesta en la que utilizando la técnica “reverspective” aparece la imagen de Salvador Dalí (cuadro que creo es un guiño a la vida y obra del surrealista) y que mirada desde una distancia conveniente produce una enervante sensación.(Vease imagen ut supra)
                                                    



Hay otras obras, de gran formato, en las que el espectador se puede adentrar en la profundidad de esos rectángulos  hacia un mar infinito, juego de espacio y luz (ut supra).
La depurada técnica en el manejo del espacio y los volúmenes es, en nuestra opinión, la nota más relevante de esta notable muestra.
Hay, también, otros cuadros de pequeño formato en los que el artista nos demuestra, una vez más, su capacidad de análisis de la perspectiva y el color.
De lo que de él dijo el crítico de arte Bernardo Palomo (La plástica contemporánea en el Campo de Gibraltar. I.E.C.G. 2003)  Antonio Rojas nos sitúa en un compromiso pictórico donde lo metafísico, lo conceptual, la plástica abierta, los episodios geométricos, los estratos de la memoria… las líneas quebradas… juegan al coro mediático de una realidad apenas esbozada  a la exposición actual existe un importante trecho que el artista ha recorrido con acierto y avance de sus innatas cualidades.
En resumidas cuentas estamos en presencia de una muestra notable de un artista también notable en el panorama actual del arte español. Exposición que los interesados en el arte de nuestro tiempo no deben dejar de mirar en el sentido de observarla aquilatando sus detalles por muy sutiles que parezcan porque ya dijo Antonio Machado en Juan de Mairena que nadie debe asustarse de lo que piensa, aunque su pensar aparezca en pugna con las leyes más elementales de la lógica. Porque todo ha de ser pensado por alguien, y el mayor desatino puede ser un punto de vista de lo real. Que dos y dos sean necesariamente cuatro, es una opinión que muchos compartimos. Pero si alguien sinceramente piensa otra cosa, que lo diga. Aquí no nos asombramos de nada.    
                                                           
PERSPECTIVA REVERSIBLE o REVERSPECTIVE

                                                                          
Foto de archivo: ANTONIO ROJAS y Glez. Cabaña expresidente de la Diputación de Cádiz
                                                                                  
ANTONIO ROJAS y Dolores Marchena, Tte. Delegada de Cultura del Ayto. de la ciudad de San Roque, el día de la inauguración en la Galería Ortega Brú del Palacio de los Gobernadores
              
NOTA :Este art. bajo el título de "La perspectiva reversible" se publicó en el diario del Campo de Gibraltar EuropaSur el 18 de marzo de 2014 en su pag. 48.