Follow by Email

viernes, 8 de diciembre de 2017

HOMENAJE AL ARTISTA JOSÉ Mª PORTA MISSÉ

A mi amigo el artista José Mª Porta, con mucho  cariño y afecto













Jose Mª Porta Missé


José Mª Porta Missé, Barcelona, 1927, tuvo su primer contacto con la pintura a través de su padre, José Porta Galobart (1888-1958) , dibujante, acuarelista, grabador y pintor con obras en el MACBA. 

José Mª Porta es un pintor  autodidacta definido por la crítica como un heredero del grupo Dau al Set y del surrealismo internacional.

 
Porta Galobart. Retrato, 1952



Después de la muerte de su padre en 1958  residió en Mallorca y vivió en Cala Major. En esa época creó imágenes que surgieron del mundo submarino, en ricos tonos de verde y azul e intimó con toda la pléyade de la vanguardia artística mundial que vivía en la isla y en especial con el artista norteamericano Ritch Miller (Texas, 1935 - Mallorca, 1991)


La vida en el fondo del mar, óleo s/lienzo, 1961






Ritch Miller


En 1964 abandonó Mallorca (donde presentó varias exposiciones) y se centró  en Madrid, donde lo conocimos y tratamos mucho, amistad que continua en la actualidad. ¡Ay aquellas tardes-noches en el Café Gijón!














Entre los que los que frecuentan el Café Gijón, en esta época, estaban Paco Umbral – que todavía no era conocido – siempre con aquella bufanda  tan raída, 




Un Paco Umbral, ya famoso





la pintora canaria Vivi Milano que llega de la mano de Horacio Prendes. 




Vivi Milano



 
Retrato al óleo de Horacio Prendes



También, aunque poco, el pintor chileno Claudio Bravo, más preocupado en, ganar dinero haciendo retratos a la sociedad madrileña, que en hablar con los bohemios del Gijón 




Claudio Bravo, cuando ya vivía en Tánger


 y muchos más intelectuales y artistas entre los que se encontraban Porta Missé y el que esto suscribe. 

Otro de los asiduos al Gijón era mi amigo el economista  Antonio Sánchez-Mora y Poblador

Antonio Sánchez-Mora




Con Antonio Sánchez-Mora que había nacido en Plasencia (Cáceres) y José Mª Porta hicimos un viaje a Cáceres de la mano del historiador Miguel Muñoz de San Pedro, conde de Canilleros,

El conde de Canilleros

que tenía una magnífica casa en esta ciudad – el palacio de los Ovando, donde vivía, -- y era propietario del Castillo de Las Seguras, cerca de Cáceres (hoy habitado por su nieto el escritor José Miguel Carrillo de Albornoz, vizconde de Torre Hidalgo)






Palacio de los Ovando




Castillo de Las Seguras








Interior del Café Gijón, punto de encuentro de intelectuales y artistas

Porta Missé comienza a pintar, en Madrid, un ciclo de insectos expuesto en diversas galerías, entre ellas la galería Fortuny (1966, 1970)




Insecto, mixta s/lienzo, 1965








Insecto ye - yé. Dibujo, bolígrafo s/papel, 1965










Mariposa, 1969







 Luego vivió en París









y más tarde en Londres a fines de la década de 1960, donde pintó, con su peculiar estilo y arte, a la decadente sociedad inglesa que exageró irónicamente y surgieron retratos de caricaturas. 




Obra de Londres









Obra de Londres




Como artista inquieto se traslada a Sitges en 1971 donde habita un largo período de tiempo y realiza varias exposiciones.



Un nueva nueva etapa creativa se inicia en Berlín sobre  1977 después de la visita a la exposición,  Del constructivismo al arte concreto.

En 1987, Porta Missé presenta su obra en Hamburgo bajo el título El reino de Io Imaginario,  en el reino de la Fantasía.



Berlín le dedica una gran exposición



José María Porta Missé: Anthologie meiner Zeichnungen











Su aproximación al constructivismo, su utilización de la geometría está mucho más próxima del Helion de los años cincuenta o del Léger de los años veinte.




La reverencia, 1981, óleo s/lienzo (col. Helmut Berguer)










Mujeres






Barcelona le dedica una retrospectiva en el Centro de Arte Santa Mónica, que organiza la Generalidad de Cataluña.










La Fundación Vila Casas de Barcelona  organiza otra retrospectiva en 2015.














En 1994 crea tres obras, de gran formato, con más de dos metros cuadrados. Los dedicó a la guerra, los incendios y las enfermedades y los llamó Ruanda, la Contaminación y el Sida.






Ruanda, acrílico s/lienzo, 1994







Actualmente sigue trabajando en obras de gran formato de las que me dice, riendo, ¡y las vendo!















Una de sus recientes obras de gran formato está presente en este despacho
















Trabajando en su taller







La obra ut supra ya acabada. s/t, acrílico sobre lienzo, 2017













En 2017, trabajando en su taller
























Presentación de una de sus litografías en una tertulia-cena en casa del enólogo y empresario del mundo del cava Manuel Raventós en octubre de 2013 











La pintura está en su sangre como discípulo de su padre, el pintor español José Porta Galobart. Porta  es una de esas generaciones de artistas españoles que sintió la influencia del cubismo y el surrealismo. En su fantástica pintura, recoge elementos de sus grandes compatriotas Picasso, Miró y Juan Gris y desarrolla el arte español moderno sobre la base de su independencia sustancial.

Porta Missé vive y trabaja en Barcelona. 


Es uno de los pintores españoles más importantes de arte actual. Sus imágenes nos conducen al mundo del inconsciente. Pinta nuestros sueños, esperanzas y temores. Se mueve con sus figuras, signos y objetos fuera del mundo real. Los elementos del sueño y la alucinación juegan un papel importante en las imágenes místicas y simbólicas del artista. Pequeños monstruos, formas imaginativas de fábulas, caracterizan las imágenes de colores brillantes del artista. Porta Missé logra en sus obras una mezcla de sátira y misticismo, de ironía viciosa y humorística.

 
La diversión, técnica mixta sobre papel






Merde






 Pero la realidad también juega un papel en su mundo de sueños visionarios, en el que incorpora elementos de la vida cotidiana y la crítica espontánea. 

Porta Missé es un artista con unos conceptos artísticos únicos, al que gusta destruir la excesiva formalidad, rehuyendo del uso de las perspectivas. El eje principal de sus creaciones son los personajes que las integran. Todos sus extraños seres flotan en una cosmicidad creada por su genialidad, ofreciendo un contexto de interacción y diálogo entre ellos. Su obra se nos presenta con una fuerte carga de lirismo, pero no exenta de contundencia expresiva.

Dotado de una innata capacidad autodidacta que pocos poseen, Porta Missé, rápidamente fue incorporando elementos propios con apoyos surrealistas, que con el paso del tiempo le han llevado a desarrollar su propia iconografía y a consolidar su propio lenguaje pictórico.







 
 




En su casa-taller de Barcelona en 2017





Es en nuestra opinión un ácrata del arte al que el vivir en el extranjero dejó huellas inconfundibles en su desarrollo artístico.


No solo en  España presenta sus obras desde 1963 regularmente (Mallorca, Sitges, Marbella, Madrid, Barcelona...)

También en galerías de Nueva York, Ginebra, Zurich, París, Londres, Berlín, Hamburgo y un largo etc.




Desde 1982, año de su creación, participa con regularidad en ARCO, Madrid, una de las muestras de arte actual  más importantes del mundo.



 
Catálogo de la 1ª Edición de ARCO en 1982






ARCO 2002, José Mª Porta y Eduardo Sáenz de Varona en la Galería del malagueño Alfredo Viñas (Foto Alfredo Viñas)





Dibujo del artista, dedicado a Eduardo Sáenz de Varona en ARCO 1996






En el Campo de Gibraltar expuso su obra en 1987 en la Galería Magda Bellotti de Algeciras.

Sus cuadros se encuentran, entre otros muchos museos, en el Reina Sofía de Madrid, en el Sant Pol de Mar (Barcelona), Musée d´Art et d´Histoire de Ginebra, Museo de Valls, Fundación Guayasamín de Quito (Ecuador)… 


José Mª Porta, según el retrato que le hizo Guayasamín


Como persona creativa, se mantiene joven de corazón. Su domicilio y taller se encuentran en el centro de Barcelona y se esfuerza por promover a los jóvenes talentos. 
Se toma el tiempo necesario para entablar un diálogo con los amantes del arte actual ignorantes.



De él ha dicho el crítico Rafael Santos Torroella: la pintura de Porta Missé atrae y desconcierta o, si se prefiere, desconcierta y a la par, atrae. En ocasiones nos resulta irónico, divertido o sarcástico, y en ocasiones tenso e inquietante, angustioso o patético. Comoquiera que sea, en el arte actual de Porta Missé, lo que alienta casi indefectiblemente es ese trasfondo o raíz de lo misterioso.

Y Mª Luisa Borrás:  su arte es un espacio de profundas tensiones, de ritmos dinámicos y a veces vertiginosos, creado exclusivamente por su imaginación desbordante y, por tanto, no hecho a imagen y semejanza de nada, ni de nadie. Lo que nadie ha visto ni verá jamás, como han hecho una serie de grandes pintores a lo largo de la historia y más especialmente en los siglos XX y XXI.




ALGUNAS DE SUS OBRAS
















Procesión, 1994











s/t,  2004





















Mujer agobiada por una invasión de mosquitos. Dibujo s/ papel, 2006














s/t, 2010






s/t, acrílico sobre madera





















El artista, en 2017, ante una de sus obras de gran formato



























No te detengas nunca
  si ves muros de agua
anchos fosos de aire,
setos de piedra o tiempo,
guardia de voces, ¡pasa!




Pedro Salinas, Razón de amor