Follow by Email

jueves, 29 de diciembre de 2016

EL DR. MONTERO, REPRESALIADO POR LA DICTADURA FRANQUISTA

Para mi querida amiga Marilén Cosano Montero, su nieta










El Dr. Montero en 1916, cuando se licenció en Medicina en la prestigiosa Facultad de Cádiz




Don José Montero Asenjo nació en Jimena de la Frontera el 23 de junio de 1892, vivió prácticamente toda su vida (excepto los años que estuvo en la cárcel) en su ciudad natal y murió en 1967 en San Roque, en la casa de su hija María Teresa, donde vivía dado su precario estado de salud.







En la primera casa antes de llegar al Ayto. tenía su casa y consulta el Dr. Montero 










Con su mujer, Magdalena Núñez en 1919






Era miembro de la Logia Masónica Fénix de los Valles nº 66 de Jimena, desde su fundación al principio de los años treinta del siglo pasado, en la que desempeñó diferentes cargos, entre ellos el de tesorero y posteriormente el de Venerable Maestro.

Ejercía como médico con plaza como “Médico de Asistencia Domiciliaria”, que era la denominación de la época para la modalidad de ejercicio de casa en casa, ya que no existía ningún local sanitario adecuado para el ejercicio de la medicina. Su primera plaza fue en el pueblo jiennense de Los Villares, en cuyo Colegio Médico estuvo colegiado desde 1917 a 1921. Fue la única localidad donde ejerció fuera de Jimena.





Debido a esta militancia masónica, cuando las tropas sublevadas iban a entrar en Jimena en septiembre de 1936, huyó de la población a través de los montes hacia zona republicana de la vecina provincia de Málaga, siendo apresado en febrero de 1937 por las tropas franquistas. Fue la célebre huida (léase “juía”) de la que fue protagonista la inmensa mayoría de la población de Jimena, opuesta a la dictadura, y que tan magnífica y dramáticamente ha relatado la jimenense Ángeles Vázquez en su libro, Un boomerang en Jimena de la Frontera. En este éxodo le acompañaron su esposa y sus seis hijos. Su casa fue saqueada, llevándose todos los enseres domiciliarios, libros de medicina e instrumental médico.



En la zona republicana, inmediatamente ofreció sus servicios de médico, tan necesarios para atender a la población residente y a la ingente cantidad de población huida de las poblaciones a donde iba llegando el ejército sublevado.



Al ser detenido se le encarceló y se le hizo Consejo de Guerra en Algeciras el día 26 de abril de 1937. Se le aplicó el Código de Justicia Militar y se le condenó por “masón” (todavía no se había constituido el Tribunal de Represión de la Masonería), por “auxilio a la rebelión” y por haber sido militarizado en zona republicana como alférez médico. Por todas estas acusaciones se le pidió la última pena, siendo condenado finalmente a veinte años de prisión.



 Permaneció en la Prisión del Puerto de Santa María desde febrero de 1937 hasta agosto de 1940, en cuya fecha se le liberó por reducción de la pena. A su llegada a la Estación de Jimena el pueblo en masa le hizo un entusiástico recibimiento, dada la popularidad y el afecto que la ciudad profesaba a don José.




                                               
Dña.Magdalena Nuñez, esposa del Dr. Montero, con cinco de los seis hijos (de izda a dcha: María Teresa, Carmen, José María, Juan y Victoria. El mayor, Paco, ausente en la foto es porque ya trabajaba en El Tesorillo en la casa March (SIAG). Mientras, el doctor Montero estaba encarcelado. La foto está tomada el 10.08.1939.







Al constituirse el Tribunal para la Represión de la Masonería es llamado a Madrid. Tanto él como la familia pensaban que se trataba de un mero trámite burocrático pero nuevamente se le procesa en 1942 y es condenado a otros doce años y un día de prisión, conmutada luego por seis años
Fue encarcelado primero en la Prisión del Dueso (Santoña, Cantabria) y luego en la de Burgos.
  




                                                  
En el penal de Burgos en 1943. De pie segundo por la dcha.






                                                
Médicos y sanitarios presos políticos en la cárcel de Burgos en 1944. La flecha señala a D. José Montero






Además fue inhabilitado a perpetuidad para el ejercicio profesional y para ocupar cualquier cargo del Estado e incluso puestos de responsabilidad privados.

El doctor Montero era médico titular de Asistencia Pública Domiciliaria de Jimena en esos años treinta y médico de la Sociedad Industrial y Agrícola del Guadiaro (SIAG) propiedad de Juan March que con su fortuna financió a los rebeldes.

Al ser encarcelado se le condenó también a la retirada de su plaza de médico titular a perpetuidad, así como la de ocupar cualquier cargo oficial. Los encargados de la SIAG y concretamente su administrador en San Martín del Tesorillo (Cádiz) Raimundo Burguera tuvieron un correcto comportamiento con él al ser condenado. Le dieron un empleo de cobrador en Tesorillo a su hijo mayor, Paco, al que luego emplearon en Madrid en la empresa Uralita, propiedad de la familia March.  Años más tarde, emplearon igualmente a su hijo menor, José María. Cuando salió de la cárcel le concedieron al propio don José Montero la representación de esta empresa para Jimena de la Frontera.


Al menos en los últimos años tenía la asistencia médica de alguna Mutua o empresa de Seguros como La Unión y el Fénix, pero estas compensaciones eran insuficientes para atender sus necesidades familiares. En los años de su encarcelamiento en los que sus hijos eran menores la familia pasó muchas penalidades, que continuaron posteriormente. Ello le obligó en los últimos años de su vida a solicitar del Colegio Médico alguna ayuda para poder sobrevivir, lo que se le concedió ya a última hora, cuando vivía en San Roque (Cádiz) en casa de su hija Mª Teresa, donde falleció el 21 de agosto de 1967.
 







La noticia de su fallecimiento en Área, Diario del Campo de Gibraltar, el 27 de agosto de 1967










En 1966 el Dr. Montero con sus hijas Carmen (izqda.) y Mª Teresa (dcha.)












El Dr. Montero sobre 1934














El Dr. Montero en 1959











En la primera comunión de una de sus nietas








Placa-homenaje (obra de la ceramista Lupe Quirós) en el Centro de Salud de Jimena de la Frontera










Su nieta Marilén Cosano Montero











Logo de la Facultad de Medicina de Cádiz donde estudió D. José  Montero








CODA: Gran parte de la información precedente procede de la website de D. Ignacio Trillo Huertas. Vid.


También la web de su nieta Victoria Guerrero Montero contiene importante información sobre D. José Montero Asenjo. Vid.


viernes, 16 de diciembre de 2016

OLD FASHION : LOU REED CANTA " WALK ON THE WILD SIDE "


                                                     
Un joven Lou Reed en 1959









                                                          

Rock versus contra - establishment


En la letra de Walk on the wild side (Paseo por el lado salvaje) Lou Reed menciona a Joe Dallesandro (Pensacola, USA, 31 de diciembre de 1948) que tiene un característico tatuaje en la parte superior de su brazo derecho donde se puede leer Little Joe (pequeño Joe) apelativo con el que su amigo Lou Reed le inmortalizó en esta canción.

Dallesandro fue conocido por protagonizar las películas que Andy Warhol y Paul Morrissey rodaban en la Factory (un estudio de arte fundado por Andy Warhol en N.Y.) Destacó por su belleza y su voluptuoso físico que mostraba desnudo en sus películas, así como por su sinceridad hacia su bisexualidad.


Dallesandro es recordado por haber sido el símbolo sexual masculino más famoso del cine underground  de los años 60 y 70 del pasado siglo.

En 1968 fue el protagonista de la película de Paul Morrissey, titulada Flesh, un transgresor film erótico donde casi se interpretó a sí mismo dando vida a Joe, un joven adicto a la heroína que se dedica a la prostitución para pagar dinero para el aborto de la amiga de su mujer. 

















En Flesh




Este film hizo que protagonizase otros dos largometrajes junto los mismos creadores (Warhol y Morrissey) que conformaron una trilogía: Trash (1968), sobre un adicto a la heroína que sufre impotencia a consecuencia de ello; y Heat (1972), en la que encarnó a un ex-niño prodigio que vive en un motel y mantiene relaciones sexuales con su propietaria para que ésta le reduzca el dinero del alquiler.
Estuvo en activo como actor hasta el año 2000 en que protagonizó Citizens of Perpetual Indulgence.
Ha trabajado con directores de nivel como Louis Malle y Francis Ford Coppola. 






En Heat
  


Fue un icono de la cultura popular del momento, razón por la que una foto de su entrepierna enfundada en un pantalón vaquero fue portada del disco Sticky Fingers (1971) de The Rolling Stones.
















Actualmente trabaja y reside en un edificio de apartamentos de Los Ángeles junto a Kimberly, su tercera esposa desde 1987. Antes de su actual unión estuvo casado con Leslie (1967-69) madre de su hijo Michael; y con Terry junto a la que tuvo su segundo hijo Joseph. 
En 1994 comentó (Interview magazine, October 1994):  He vivido una vida completa, en la que he hecho grandes cosas. He pasado por algunas dificultades, pero en general, he llevado una gran vida.












Joe Dallesandro en la Bienal de Berlín en 2009. Tenía 60 años












The Velvet Underground en 1968, grupo del que formó parte Reed hasta 1970, antes de actuar como solista. Es el primero por la izqda.





































                                    














      Lou Reed Concierto en Schinitzer Concert Hall Portland, Oregón (USA), en 2004














En 2008, durante un concierto en Málaga










       Lou Reed performing Berlin at the Globe Annex in Stockholm July 2008











                En uno de sus últimos conciertos: performing at the Hop Farm  Music Festival, July 2011














                    





Es Baluard Museu d'Art Modern i Contemporani de Palma proyectó, los días 4, 9, 11 y 13 de mayo de 2010 el documental Red Shirley, la primera película dirigida por Lou Reed. El 29 de abril, Lou Reed asistió a la proyección de Red Shirley en Es Baluard. En este vídeo  se puede ver a Lou Reed respondiendo las preguntas del público tras la proyección.










Lou Reed (1942-2013)






















miércoles, 23 de noviembre de 2016

UNA PRESENTACIÓN ENTRAÑABLE

Nurya Ruiz































Nurya








El pasado 17 de noviembre se presentó en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho de Algeciras y dentro del programa Se ha escrito un libro por… de la Universidad de Cádiz (UCA) el libro de Nurya Ruiz Dos puntos suspensivos (artículos de 2011 – 2016) publicado por la editorial de Tarifa, Imagenta, que dirige Idelfonso Sena. 



 
Idelfonso Sena.


 El texto es una recopilación de artículos orales emitidos durante seis años en Onda Cero Algeciras, emisora donde Nurya Ruiz colabora.


La presentación del acto corrió a cargo del director de Bibliotecas de la UCA, Ricardo Chamorro,








 
Ricardo Chamorro,

 quien impuso a la escritora la insignia de la UCA, tras la finalización del acto. Nurya Ruiz estuvo acompañada por un público amigo que disfrutó de sus artículos, con la participación de la locutora de Onda Cero María Quirós,








María Quirós,

 junto a Rosario Pérez Villanueva vicepresidenta de la Asociación de la Prensa del Campo de Gibraltar,



 
Rosario Pérez Villanueva en Radio Algeciras de la cadena SER





 y el poeta – autor del prólogo del libro - Juan Emilio Ríos Vera presidente del Ateneo de Algeciras, la poeta y escritora Carmen Sánchez Melgar, subdirectora de la revista campogibraltareña Hércules Cultural, 





Carmen Sánchez Melgar y Juan Emilio Ríos





 y la locutora Juana Mari Moreno.





Juana Mari Moreno y Nurya Ruiz en el programa de Radio San Roque Arte y Cultura Aunando Orillas

 

 

 

 La presentación estuvo amenizada por las canciones del cantautor algecireño Jj Argolla-Pañuelo.









Jj Argolla-Pañuelo.








 A partir de ahora el libro de Nurya Ruiz estará disponible al público en las bibliotecas de la UCA.



















Nurya, Miembro del Instituto de Estudios Campogibraltareños (IECG), durante su ponencia sobre el poeta y periodista Rafael Viso (1957-2009) en la sede del IECG. Le acompañan el también Miembro del IECG, Juan E. Ríos y el Director de la entidad Ángel Sáez









Nurya Ruiz terminó su intervención con estas palabras:





Hoy ha sido una tarde muy especial, he estado arropada por mucho cariño. Quiero agradecer públicamente a todos los que han venido a esta presentación de mi libro en la UCA:

María Quirós, Rosario Pérez Villanueva, Juan Antonio Palacios Escobar, Carmen Sánchez Melgar, Juan Emilio Ríos Vera, Paloma Fernández Gomá, Agustina Siembra Bienestar y sus amigas, Luz Moreno y su pareja, Nando Argüelles y Eva López, Proyectos Arte, Javier Cózar de ADEM CG, Araceli Cortés Núñez, Conchi Collado Lobato y su marido, Alfredo Valencia, Jorge Ruiz Fernández, José Antonio Ruiz Fernández, Carmela Lloret, Mónica, Juana Mari Moreno, Ramón De La Fuente, Francisco Soto presidente de ALCULTURA, Pablo, Maruja, Ana Serrano Ruiz, Ildefonso Sena y su mujer, Jj Argolla-Pañuelo y su mujer y su compañero de música, Ricardo Chamorro, Antonio García Corbacho y su esposa, Josefina Núñez Montoya secretaria de ALCULTURA, Pilar Pintor concejal de cultura del Ayuntamiento de Algeciras, Miguel Vega, Andrés Cote, el escritor y poeta Eduardo Sáenz de Varona y algunos más de los que siento no recordar, en este momento, sus nombres. Y a mis padres, Jorge Ruiz Meléndez y Mª del Carmen Fernández.

Sé que muchos que no han podido venir quieren adquirir el libro, y por si alguien quiere asistir la próxima presentación es el dos de diciembre lo presento, a las 7 de la tarde, en el Hotel La Montera de Los Barrios, organizado por María José Alconchel de la Asociación Telethusa y la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Los Barrios.

A todos mil gracias por acompañarme.











El Salón de Actos durante la presentación











Nurya con su libro Dos puntos suspensivos.. el día de la presentación en la UCA









He llamado entrañable a este artículo porque toda la presentación trasminó ese perfume de calor humano que tan bien sabe transmitir nuestra autora. 
Por eso he querido que el mismo se aparte de los téminos laudatorios al uso y se aproxime, siquiera sea en parte mínima, al calor humano que emana Nurya Ruiz.



Siempre me admiró la capacidad de trabajo y el cariño que pone Nurya Ruiz en su labor de difusión de la cultura en el Campo de Gibraltar muy lejos de encerrarse en círculos endogámicos.




Los artículos de su libro transitan por ese raro rincón en donde el periodismo y la literatura no resultan territorios antípodas. 







Nurya me dedica el libro









Y voy casi a finalizar con su artículo leído en Onda Cero el pasado catorce de noviembre titulado 

La soledad



Decía la escritora cubana Dulce María Loynaz que "no es difícil llorar en soledad, pero es casi imposible reír solo".



En esta vida, desde que somos pequeños nos inculcan que lo mejor para nosotros es estar en pareja, tener una familia, estar acompañados, y envejecer en compañía; sin embargo, nadie nos enseña las ventajas que supone estar solo de vez en cuando y aprender a tolerar la soledad. De ahí que cada vez nos encontremos con más casos de suicidios, depresiones e incluso dolores de cabezas permanente.


El novelista y poeta alemán Goethe dijo que "el talento se cultiva en la soledad y el carácter se forma en las tempestuosas oleadas del mundo".

Normalmente el vivir sólo lo identificamos como algo negativo, sin embargo, es en soledad donde uno consigue conocerse mejor y donde uno puede desarrollar su capacidad creadora y a los hechos me remito, por ejemplo, Isaac Asimov sólo concebía trabajar envuelto en su aislamiento. Hemingway decía que la escritura era un acto privado que requería soledad absoluta y Julio Verne nunca acudía a eventos sociales y se encerraba con llave en su dormitorio para escribir mientras su mujer, desde fuera, golpeaba la puerta para que bajara a tomar el té. Multitud de creadores desde la música, la literatura, la pintura o el arte en general desarrollaron sus mejores obras amparados en el autismo psicológico que provoca la soledad, aún estando rodeados de gente.

Y aunque siempre al artista se le ha permitido ese punto de locura que les lleva a hablar con esa amante inoportuna que se llama soledad, como decía Sabina, la sociedad no está preparada aún para comprender que cada vez más las familias monoparentales o single´s aumentan, todavía se mira con recelo a la mujer que decide vivir sin compañía, al hombre que decide no tener pareja, y lo deciden así porque simplemente convivir no es tarea fácil. ¿Cuántos hay que viven como extraños a pesar de compartir una misma casa? El peligro no es la soledad, sino el aislamiento.

En realidad estamos más solos de lo que queremos reconocer porque como dice Benedetti en un fragmento de su poemario Soledades:




… después de la alegría viene la soledad
después de la plenitud viene la soledad
después del amor viene la soledad

ya se que es una pobre deformación
pero lo cierto es que en ese durable minuto
uno se siente
solo en el mundo…
 







 De ella dicen Rosario Pérez Villanueva, Carmen Sánchez Melgar y María Quirós en la contraportada del libro:








Y ahora sí voy a finalizar con estos versos de Pedro Salinas de Razón de amor







No te detengas nunca
 

Si ves muros de agua,
 

anchos fosos de aire,
 

setos de piedra o tiempo,
 

guardia de voces, ¡pasa!











La luna llena del 14 de noviembre de 2016 sobre la Plaza Alta de Algeciras