Follow by Email

martes, 3 de julio de 2018

ELOGIO DE MARI TRINI



















Mari Trini (1947-2009)






Sé que este artículo puede resultar inusual, y para alguno de los que peyorativamente se les denomina “puretas” del indie, fuera de sitio. Pero considero que se debe  recordar también a aquellas mujeres que abrieron paso con su música a tantas artistas talentosas de las que hoy disfrutamos en nuestro país. Por eso quiero homenajear a una artista que alzó la voz a finales de la dictadura franquista en favor de la libertad de las mujeres. 

Hablo de Mari Trini.

Quizá es viajar demasiado al pasado, quizá es demasiado pretencioso denominarla referente a nivel nacional. No pretendo nada de eso. El día de hoy trata de darle voz no sólo a las referentes actuales, sino a quienes con el paso de los años han ido desapareciendo pero en su momento marcaron el camino.

La primera vez que escuché a Mari Trini fue siendo un adolescente. Es de esos momentos en los que no te paras a pensar en la letra, la melodía… Pero me quedé con esa voz tan diferente, y con ella crecí hasta la juventud, cuando volví a escuchar, esta vez con conocimiento la canción con la que hoy quiero rendir homenaje a Mari Trini: Yo no soy esa.

A día de hoy me parece una canción atemporal, que bien podría haber sido escrita por cualquier cantante actual. Y ella lo hizo en 1972. En pleno recrudecimiento en la agonía del régimen franquista, Mari Trini cantó contra la sumisión de la mujer frente al hombre en un contexto en el que estaba relegada a un papel ni tan siquiera testimonial en la sociedad española.
Hoy le dedico estas líneas a Mari Trini porque sí, es cierto que cuando esta canción salió a la luz probablemente la etiqueta indie ni tan siquiera existiese, pero nadie puede poner en duda que su valor, su personalidad y su voluntad, fueron los primeros vientos de cambio que entraron en la España de finales del franquismo. Unos vientos de cambio que hoy deben seguir soplando.
Hoy se la recuerda con cariño en su Murcia natal, gracias a una calle con su nombre en Caravaca de la Cruz. Muchos jóvenes lectores seguramente quedarán algo confusos e incluso alarmados por esta publicación. Pero precisamente hace diez años que Mari Trini recibió el premio “Lucha por la Igualdad”, otorgado por la Comunidad Autónoma de Murcia por retratar a través de sus canciones las desigualdades de la mujer.
Insisto, da igual si era o no indie. Da igual si es actual o no. Lo que es verdaderamente importante, es ver dónde estamos, pero también de dónde venimos. Y hoy, más que nunca debemos recordar a mujeres como Mari Trini, y debemos recordar canciones como esta 










Su nombre real era María Trinidad Pérez de Miravete-Mille y Pascual del Riquelme.



La cantautora no era partidaria de presumir de su procedencia aristocrática. Mari Trini descendía por línea directa del escultor e imaginero murciano Francisco Salzillo, hijo de Nicolás Salzillo, que llegó de Nápoles a Murcia a finales del siglo XVII. La bisabuela de Mari Trini, Dolores Sandoval y Braco (n. 1854), era tataranieta de Francisco Salzillo. El bisabuelo de la cantante, esposo de Dolores, era Luis Pascual de Riquelme y Palavicino (n.1852), VIII marqués de Peñacerrada e hijo de los marqueses de Beniel. El abuelo de Mari Trini, Francisco Pérez-Miravete y Martínez-Bretón y su abuela, Trinidad Pascual de Riquelme Sandoval, se unieron en matrimonio en 1914, siendo su tercer hijo, Gonzalo, padre de la cantante. La madre de Mari Trini, María Mille y Campos, contrajo segundas nupcias con el duque de la Torre y fue duquesa viuda de la Torre hasta su muerte a los 89 años en 2016.  La tía-madrina de la cantautora, María Trinidad, se casó con el vizconde de la Ribera de Adaja y enviudó sin descendencia. Su tío paterno, Francisco Luis, con aficiones pictóricas y poéticas, fue uno de los mártires de la Guerra Civil, asesinado a los 20 años de edad en el madrileño palacete de La Moncloa. Ha sido declarado Beato por la Iglesia Cátolica.

Mari Trini fue un ejemplo significativo de discreción y sencillez y no le daba ninguna importancia a su árbol genealógico.

El 7 de abril de 2009 nos dijo adiós para siempre. A su lado, Claudette. Inseparables desde hacía alrededor de cuarenta años. Claudette Loetitia Lanza fue oficialmente la secretaria personal de Mari Trini durante más de 40 años; de puertas adentro fue su compañera sentimental durante toda una vida. Claudette era francesa, tenía 13 años más que la cantante y se conocieron en Madrid. Poco se sabe de ella, solo que dejó a su marido y a su hijo por Mari Trini, y que trabajó como asesora de imagen de la artista.

 Mari Trini nunca habló sobre su vida privada: comentaba que no deseaba destapar detalles de su vida amorosa.

Por eso, algunos periodistas dieron de ella una imagen bien diferente a sus auténticos sentimientos. Por ello declaró: Cuentan que soy arisca, solitaria, antipática… Falso. Lo que no me presto es a romances inventados, a trucos publicitarios como hacen otras colegas. Pero tampoco quería revelar quién ocupaba su corazón. Estaba en su derecho de preservar su intimidad. Tampoco contó en ninguna entrevista que pertenecía a una familia con títulos nobiliarios.

Cantó al amor. Y lo vivió con una pasión que parece ejemplar en tiempos en los que las parejas apenas duran; Mari Trini compartió durante 40 años una de esas historias a las que no puso música…

Se fue sin ruido y sin dar un duro al pregonero ni cometer jamás una indiscreción ni apartarse del camino que ella misma se trazó desde niña. 

Mari Trini es una de las más grandes cantautoras españolas de todos los tiempos. Su herencia es una colección de canciones hermosas y ejemplares y una vida y una muerte que rozaron siempre lo misterioso. Su barca llegó de noche a puerto, solo el mar conoce su remo y su secreto...





La poeta Gloria Fuertes, Claudette, Mari Trini y una amiga


La poeta Gloria Fuertes, que fue muy amiga suya le dedicó este poema






Cuando  Mari Trini canta




Con los ojos muy claros

con ideas muy claras

pantalones ceñidos

y corazón de luz,

ilumina a su España

con su luz de otro sitio,

cuando canta y encanta

desde el Norte hasta el Sur.



Cuando canta,

los tigres lloran

los ángeles sonríen

los ciegos ven.



Cuando canta,

los amantes lloran

los amantes aman,

los versos se encienden,

la prosa se apaga;

esta niña que se llama Mari Trini

cuando canta,

la verdad reluce,

la maldad se espanta cuando canta

cuando Mari Trini canta

¡hasta Dios se levanta!

cuando Mari Trini canta.






Gloria Fuertes (1917-1998)








Mari Trini, Medalla de Oro de la Comunidad Autónoma de Murcia













Luz Casal












Recientemente Luz Casal ha grabado Amores en homenaje a Mari Trini, incluída en su álbum Que corra el aire




























Mari Trini





Adenda:
De Mari Trini se criticaba sus faldas largas, su independencia, su quietud ante el micrófono. De ella se llega a decir que todo era debido a que tenía una pierna ortopédica y otras tonterías por el estilo. La cantante triunfa, la persona sufre hasta el punto que en 1984 Mari Trini sorprendió con unas fotografías de desnudo en la revista Interviú , con las que quiso romper una inmerecida imagen de mujer áspera y sin sensualidad, prejuicio por el que incluso era parodiada por humoristas. Debido a su aspecto sobrio, totalmente opuesto a la moda del destape, se había dicho que Mari Trini ocultaba su cuerpo porque no se sentía atractiva o incluso porque padecía cojera, cuestiones que desmintió y de las que bromeó en entrevistas con María Teresa Campos y Pedro Ruiz. Su aparición en Interviú rompió con el tópico de una Mari Trini gris, causó sensación y coincidió con un cambio en su vestuario: la cantautora feminista empezaba a lucir escotes pronunciados y tejidos con reveladoras transparencias.




















Coda:

En 2005 Mari Trini presenta un recopilatorio en el que no sólo había música, sino también  imágenes. En efecto, el recopilatorio “Una estrella en mi Jardín” consta de dos CD's más un DVD con las mejores actuaciones de la artista en televisión. En total, 40 grandes éxitos y 25 actuaciones y directos en TV, como reza en el disco, “irrepetibles”.

Coincidiendo con la presentación de este recopilatorio, el 14 de septiembre de 2005, Mari Trini recibe un gran homenaje en la Sociedad General de Autores y Editores de España, S.G.A.E. en reconocimiento a su dilatada trayectoria artística y le es entregado el disco multidiamante por haber vendido más de diez millones de discos.

Palacio Longoria,sede de la SGAE, arquitectura modernista en Madrid

 

El 8 de marzo de 2008, con motivo del Día de la Mujer, recibió el premio "Lucha por la Igualdad" concedido por la Comunidad Autónoma de Murcia por retratar a través de sus melodías las carencias, problemas y desigualdades de la mujer; fue uno de los últimos actos públicos a los que asistió.

Mari Trini vivió el último año de su vida en una urbanización de las afueras de Murcia, componiendo, escribiendo y preparando un concierto de despedida
y un libro de poemas que iba a publicar.   No pudo cumplir estos objetivos a causa de su fallecimiento, acaecido la noche del 6 de abril de 2009, en el Hospital Universitario Morales Meseguer de la capital murciana, debido a un agravamiento del  cáncer de pulmón que padecía, diagnosticado un año antes. Tenía 61 años.
 Le sobrevivieron su madre María y tres hermanos (Francisco Luis, Gonzalo y Myriam) y su secretaria y confidente durante más de cuarenta años, Claudette.









Cuando en la vida alguien no se dedica a mercadear con su intimidad y pasa por la misma con la luz que irradiaba Mari Trini, es lógico y normal que, al despedirla, los medios informativos tengan para ella un respeto y una consideración dignos de elogio. Es por ello por lo que su familia quiso hacer público ese reconocimiento sobre el tratamiento dado a su triste y prematura desaparición.



Esta es la carta que su familia envió a los diversos medios de comunicación.


Murcia, 27 de abril de 2009

 Att. Director/a

  Me dirijo a usted para expresarle mi más grato agradecimiento por el tratamiento informativo que en estos días pasados han dado desde su medio de comunicación de la triste noticia del fallecimiento de mi hermana, María de la Trinidad Pérez-Miravete Mille (Mari Trini) sucedido el pasado 7 de Abril.
El respeto, la mesura y el cariño con los que en todo momento se han referido a la artista y a la persona, desde su medio de comunicación, se ha correspondido con el comportamiento discreto que Mari Trini ha mantenido a lo largo de su carrera artística, el mismo con el que se ha conducido en su vida privada.
No cabe la menor duda de que el reflejo ponderado y cortés que su desaparición ha tenido, tanto en los medios escritos como en los audiovisuales, ha sido exactamente el que a ella le hubiera gustado.
Junto al agradecimiento de mi familia y mío, por esa actitud respetuosa con la que han despedido a mi hermana, quiero también comunicarles que el próximo jueves 30 de Abril, a las 20,30 horas, se va a celebrar una misa en su recuerdo, en la Catedral de Murcia. Les pediría que, si lo consideran conveniente, difundan esta información para todas aquellas personas que deseen unirse a nosotros para recordar a esta gran artista y mejor persona que ha sido mi hermana Mari Trini.

  Un cordial saludo,

Gonzalo Pérez-Miravete

 

.
















El funeral por Mari Trini congregó en la Catedral de Murcia a cientos de personas.
En su homilía, el fraile dominico Segundo Salazar, amigo de Mari Trini, dijo de ésta que fue una buscadora de la verdad, la belleza y la trascendencia, y, también, una luchadora por la libertad y añadió que la esencia de la cantautora está en sus canciones, donde se recogen sus sentimientos, emociones y, también, sus frustraciones.
Salazar dijo que la cantante murciana quiso ser siempre ella misma, y luchó en todo momento contra todas las imposiciones que intentaran apartarla del camino que había elegido en uso de su libertad.
Tenía – concluyó- mucha sensibilidad, y un gran deseo de vivir, que se manifestó desde la enfermedad que sufrió de pequeña hasta el último momento: siempre se aferró a la vida.

Durante el funeral el padre dominico pidió un aplauso en memoria de la cantante y la Coral Discantus interpretó una de sus canciones más populares, "Una estrella en mi jardín"



Catedral de Murcia










Una de sus últimas fotos




























3 comentarios :

  1. Felicidades por este magnífico articulo, Yo también he escrito algunas veces sobre esta inmensa mujer, mi queridísima hermana, como nos llamábamos ambos, a quien conocí en septiembre del 1967 en la compañía discográfica R C a Víctor, después M.T. paso a Hixpavox y yo también, y fue allí donde nos conocimos más profundamente, porque nos unían muchos lazos, aparte del cariño y confianza, los dos, nacimos el mismo día, 12 de Julio, 1947, y a la misma hora, ella en Murcia y yo en Madrid, y pese a todos los disparates que se han dicho de ella, era humanamente grande, sensible, porque escribir los textos que escribía, no era una frivolidad, era un ejercicio de pureza de alma y de una enorme generosidad poética. YO lloré su muerte, sí, porque cuando se pierde a una hermana, el dolor es inmenso, y eso era esta pequeña y gran mujer, si hay cielo, estará allí, sabiendo que los que la quisimos, la querremos siempre.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por este magnífico articulo, Yo también he escrito algunas veces sobre esta inmensa mujer, mi queridísima hermana, como nos llamábamos ambos, a quien conocí en septiembre del 1967 en la compañía discográfica R C a Víctor, después M.T. paso a Hixpavox y yo también, y fue allí donde nos conocimos más profundamente, porque nos unían muchos lazos, aparte del cariño y confianza, los dos, nacimos el mismo día, 12 de Julio, 1947, y a la misma hora, ella en Murcia y yo en Madrid, y pese a todos los disparates que se han dicho de ella, era humanamente grande, sensible, porque escribir los textos que escribía, no era una frivolidad, era un ejercicio de pureza de alma y de una enorme generosidad poética. YO lloré su muerte, sí, porque cuando se pierde a una hermana, el dolor es inmenso, y eso era esta pequeña y gran mujer, si hay cielo, estará allí, sabiendo que los que la quisimos, la querremos siempre.

    ResponderEliminar
  3. Montones de gracias por sus palabras que no he leído hasta ahora. EFECTIVAMENTE MARI TRINI ERA MUY GRANDE. Un saludo

    ResponderEliminar