Follow by Email

jueves, 5 de enero de 2012

DESIDERATUM PARA UN PERIODISTA, ESCRITOR Y POETA: RAFAEL VISO

Rafael Viso, ganador de la convocatoria de Relatos Cortos de Jimena de la Frontera en 2007








Rafael Viso y el presidente del Ateneo de Algeciras el poeta Juan Emilio Ríos








                                             Poema manuscrito de Rafael Viso (2005) 









                                     Rafael Viso (En mi casa de Algeciras,  octubre de 1980)







Mientras Ana Duerme




Sevilla alivia en la noche
fuegos de un verano prematuro.
A la vecina del piso de arriba -loca a golpes de soledad-
acaba de rendirla su diaria maratón
y un alarido redondo y ámbar
hace añicos la luna de silencio.
Ana, mientras, duerme.

Pasión pura que rebasa,
deja escapar lo soñado
y el aire del cuarto se puebla
de mares abrazados que lamen

Las paredes del fin del mundo 
 de soles tibios y arenas de miel 
pulidas por un viento que llora  
/lágrimas de ilusiones rotas.
Sueña montes que paren nubes
selvas que bajan a beber al mar 
olas con cruces de espuma  
y pueblos de gente de avalancha.
Duerme,Ana sueña, Ana.
.Que si soñar es vivir  
juntos viviremos nuestra tierra 
 en un perfecto mañana huérfano de recuerdos 
ausente de fronteras  
libre, por fin  
para poder sentirse libre.



Mientras Ana duerme, de Rafael Viso, ganó el Primer premio de poesía del X premio (2003) Poesía Luz de Tarifa
http://www.tarifaweb.com/aljaranda/num49/art9.htm








En enero de 2009 Juan José Téllez, escribió en "Apunta," guía para el ocio y la cultura en Algeciras y el Campo de Gibraltar, un artículo titulado " EL TERCER NACIMIENTO DE RAFAEL VISO" y que describe, poética y sutilmente, la trayectoria vital del amigo a quién tanto quise, y al que hoy quiero rendir homenaje,publicando el texto (casi completo) de Juan José Téllez :
 Tenía su razón de ser lo del tercer nacimiento de Rafa: nacido en Ceuta, creció en Algeciras y caminó pronto con Lou Reed por el lado salvaje de la vida. En tiempos convulsos, formó en las filas de los jóvenes que galoparon en aquello que Miguel Ríos llamó un caballo llamado muerte. Hace quince años, salió como una persona nueva de la comunidad Girasol en Arcos de la Frontera : alejado de los paraísos artificiales, se reconstruyó a sí mismo y su propio mundo, aunque es probable que los fariseos al uso no le perdonasen nunca ni sus errores, que fueron muchos, ni sus aciertos, que más de uno hay que anotarle en cuenta.Por ejemplo, sus artículos en Europa Sur y en El Faro de de Algeciras, que terminó recopilando en 2008 bajo el título de "Destierros, tintas y mástiles", en un libro editado por la Fundación Municipal de Cultura José Luis Cano, de Algeciras, que todavía tiene que estar disponible. Agrupaba textos escritos entre el 13 de marzo de 1997, y el 1 de septiembre de 2004, como una especie de bitácora de su propia resurrección: " Aprendí que es mil veces más interesante un minuto de mi presente que cuarenta años del pasado de otro", escribía entonces.No se trataba, en todo caso, de esos consejos habituales de los libros de autoayuda sino de una receta personal de aquel que conoce aquello de la paja en ojo ajeno pero al mismo tiempo sabe que quien no se respeta a sí mismo siempre le costará trabajo respetar al resto del mundo.Durante los últimos años de su vida, Rafael Viso intentó salir a flote como pudo. Lo mismo trabajó como corresponsal de El Mundo que como agente comercial de esta guía de ocio, que como presentador de la televisión local de Los Barrios o como redactor de algún que otro libro de lujo sobre la historia local. Pero lo mejor de sí mismo sigue vivo en esas otras palabras, en ese raro rincón en donde el periodismo y la literatura no resultan territorios antípodas. Allí, en el vértigo de una columna, transcurren secuencias en blanco y negro, letras de Serrat y olor a brea, fotos ocres del pasado e intuiciones del porvenir. Ahí, en esos artículos que no sólo pueden leerse en las hemerotecas sino en las páginas de ese libro recopilatorio, acecha en cada mirada el tercer nacimiento de Rafael Viso




Talana



Y volveré un día a Tarifa
para que el sol de poniente, 
sobre un lienzo infinito, 
me dibuje con su carmín póstumo
dunas de amor amontonado
y pinos asomados al mar.
Jugaré a perderme,
como aquella vez,
agarrado a mi infancia,por callejones mudos
de paredes repelladas
con cal, sol y geranios.
Desde la torre más alta 
del castillo, avistaré
los rincones de la Historia.
Y apoyado en la muralla
compondré una canción 
para arrullar a las olas.
El recuerdo, como siempre,
me traerá, con un nombre,
el corazón a la boca, 
que partiré a dentelladas 
para que mi sangre, 
libre,tiña tu alma de mujer.
Que nadie dude nunca 
que si la muerte me rompe 
volveré un día a Tarifa 

                                                                                                          Rafael Viso Gómez ( Tarifa, 1999 )







 A las aladas almas de las rosas...
del almendro de nata te requiero,:
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.



Miguel Hernández,  Elegía a Ramón Sijé,  de su libro El rayo que no cesa






 Este tibio sol de invierno,
este cielo recién lavado 
esta mar que se desborda...




Poema inédito de Rafael Viso. Playa de Guadalquitón, enero de 2005


                      (El poema manuscrito es la tercera imagen de este artículo)









CODA: a modo de regalo de Reyes para mi amigo Rafa.

 Sotogrande, noche de Reyes de 2012.

También el Ateneo José Román de Algeciras, que dirige el poeta Juan Emilio Ríos ha acordado poner el nombre de Rafael Viso a un concurso de poesía, que se celebrará anualmente, como homenaje al poeta, fallecido el 14 de enero de 2009.










Vista aérea de Tarifa







Playa de Guadalquitón con el peñón de Gibraltar al fondo





















































































































1 comentario :

  1. Podrá parecer absurdo que haga un comentario sobre algo que he escrito; pero este comentario es para lo lea mi amigo Rafa,allí donde esté.
    Fali, ya ves que tu poesía se agranda con el paso del tiempo.Te felicito.Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

    ResponderEliminar