Follow by Email

lunes, 21 de septiembre de 2015

EL OTRO HOMENAJE A LUIS CERNUDA


 Luis Cernuda en el Paseo de Colón de Sevilla en 1934, en una visita fugaz durante Las Misiones Pedagógicas  (según una carta de  Cernuda a José Luis Cano). Tras el poeta la Torre del Oro y aunque no se puede ver el río Guadalquivir. Es la útima vez que estuvo en Sevilla antes de su exilio en 1938

                                                                             









El día 21 de septiembre de 2015 se conmemoró el 113 aniversario del nacimiento del poeta sevillano Luis Cernuda (Sevilla 1902 - Coyoacán. México DF 1963 ) poeta exiliado y maldito ; uno de los más grandes que ha dado la literatura poética española. El gobierno de turno organizó, en España, durante 2002 un gran evento nacional que tuvo como sedes Madrid y Sevilla para conmemorar el centenario de su nacimiento. Con este motivo escribí el artículo (que ahora reproduzco como homenaje al poeta en el 113 aniversario de su nacimiento ) que llevaba por título el mismo que la entrada de esta website y pretende ser una crítica a ese homenaje de 2002 al mismo tiempo que un recorrido poético por la vida del poeta, utilizando algunos de los poemas de Cernuda recogidos en su obra La Realidad y el Deseo. Entre paréntesis aparece el título de los poemas a que se refiere el texto;  poemas provenientes tanto de la citada obra como del bellísimo libro de poemas en prosa titulado  Ocnos que, como una añoranza de su niñez y juventud en Sevilla, escribió durante su exilio en Inglaterra y en la brumosa Escocia . He aquí,  pues,  el texto del artículo El otro homenaje a Luis Cernuda:


 

El establishment homenajea, so pretexto del cien aniversario de su nacimiento  al poeta sevillano Luis Cernuda. Pero, pese a los bien intencionados argumentos de Octavio Paz y James Valender, este "homenaje oficial" no parece que sería el más a gusto del hombre y del poeta Luis Cernuda. Como agudamente ha resaltado Luis Antonio de Villena su ?homenaje¿ debe serlo al poeta y al hombre Luis Cernuda Bidou (sic); ácrata y rebelde hasta el final de sus días que denunció y despreció a ese establishment que ¡ahora! le rinde pleitesía .






EL GOBIERNO francés, ¿o fue el gobierno inglés? , puso
            una lápida
En esa casa de 8 Great Collage Street Canden Town, 
             Londres ,
  Adonde en una habitación Rimbaud y Verlaine , rara 
             pareja,
Vivieron, bebieron, trabajaron, fornicaron , 
Durante algunas breves semanas tormentosas.
 Al acto inaugural asistieron sin duda embajador y alcalde,
Todos aquellos que fueron enemigos de Verlaine y 
Rimbaud cuando vivían ...
 Hoy,como el tiempo ha pasado, como pasa en el mundo,
 Vida al margen de todo, sodomía, borrachera, versos 
                    escarnecidos, 
Ya no importan en ellos, y Francia usa de ambos nombres 
                 y ambas obras
 Para mayor gloria de Francia y su arte lógico

Birds in the night







Y así fue su pensar hasta el fin. En el denunciador poema que cierra su obra  La Realidad y el Deseo  dice ácida y bellamente :






 Contra vosotros y esa vuestra ignorancia voluntaria,
Vivo aún, sé y puedo, si así quiero , defenderme.
Pero aguardáis al día cuando ya no me encuentre
Aquí. Y entonces la ignorancia,
La indiferencia y el olvido, vuestras armas
De siempre, sobre mí caerán como la piedra...
Mas no todos igual trato me dais,...
Grande el número 
No es, mas basta para sentirse acompañado,
A la distancia en el camino. 

A sus paisanos




Y a la distancia en el camino te acompañan estas líneas de quién el azar quiso que fuera tu modelo, para el escultor sevillano Miguel García Delgado, de tu monumento en la ciudad. ¿Tu escultura?... ¡Ya sabes!... sobre tí cayó como la piedra. ¿Esperabas, acaso, otra cosa de "la Sevilla de siempre", la "Sevilla eterna"? Pero en los más humildes pueblos de su provincia, allí sí está tu monumento.



Monumento a Cernuda en Dos Hermanas (Sevilla)
    


                                          

Monumento a Luis Cernuda en Alcalá de Guadaira (Sevilla)






 
Por eso este homenaje quiere llevarte el mismo feeling de los poetas cordobeses del grupo Cántico (1955),  de los mexicanos de Nivel (1961) o de los jóvenes poetas de otra revista, la valenciana Caña Gris (1962). Súbditos sublevados unos, pobres provincianos otros, para las refinadas y burguesas "eminencias", ciertamente "grises", de la Ciudad.


El P. Antonio López, 1916


Por eso este otro homenaje va con la comprensión poética al alumno Cernuda que tuvo el padre escolapio Antonio López en sus clases de retórica (Ocnos: El maestro).



            Adriano del Valle, Villalón (conde de Miraflores de los    Ángeles) y Cernuda en la Plaza de América de Sevilla


Con el temprano aprecio de tu valía que hizo Fernando Villalón el amigo poeta, sevillano y señorito (sic.) postergado como tú por la "Sevilla eterna"  (esa putrefacta odalisca para ti y ese pueblo de carcas y de cabrones para Villalón) por razones axiológicamente iguales que las que te postergaron a tí.




 Serafín Fernández Ferro


Con el mismo amor con que apretarías la mano del joven y bello Serafín Fernández Ferro (Donde habite el olvido; Ocnos:  Aprendiendo olvido).



 El acto de la calle Botoneras


 Con la verdad con que saludaron a La realidad y el Deseo - tu poesía - en un café de la calle Botoneras de Madrid los "raros" Manuel Altolaguirre, Rafael Alberti, María Teresa León, Federico García Lorca, Pablo Neruda, Vicente Aleixandre, José Bergamín, Pedro Salinas...libro delicado y terrible al mismo tiempo dijo allí Federico García Lorca.




Cernuda en Burgohondo (Ávila)  julio, 1932, durante las Misiones Pedagógicas



Con la candidez de la paloma del homenaje que te hicieron, sin saberlo, las humildes gentes de los pueblos que recorriste durante las Misiones Pedagógicas.





 StanleyRichardson

Con esa correcta elegancia inglesa del amigo poeta Stanley Richardson que salvó tu vida de los dientes de los políticos - de cualquier ideología - y perdió la suya (Invocaciones:Por unos tulipanes amarillos;  Como quién espera el alba:otros tulipanes amarillos).






 Jose Luis Cano y Vicente Aleixandre


 Con la misma valentía que el joven poeta y crítico algecireño José Luis Cano publicaba en la revista Ínsula tus trabajos y lograba que apareciera en España una edición - eso sí, censurada - de  Ocnos.







Mr. Espalda, Salvador Alighieri, en una portada de la época




Con la misma fuerza con que te abrazaría el joven culturista mejicano Salvador Alighieri  (Con las horas contadas: Poemas para un cuerpo).





Manuel Altolaguirre, su hija Paloma y Concha Méndez

Con el mismo afecto y cariño y dolorosa pena con que puso su mano en tu frente, ya yerta , Concha Méndez la mujer de tu amigo y poeta Manuel Altolaguirre, en aquella postrera mañana del 5 de noviembre de 1963 en Méjico.







Por eso éste es el "otro Homenaje" al hombre y al poeta Luis Cernuda, rebelde, reivindicador en la subversión de su poesía - la más próxima a los rebeldes al sistema de nuestro tiempo - que sin ser política nos dice que el artista y el poeta deben estar siempre en oposición.
             


                      
Cernuda en California
  

                                                    
El Luis Cernuda, sevillano, exiliado, dandy, cosmopolita, pero sobre todo el que está a la contra de los poderes establecidos ¡onorate l´altissimo poeta!, el ácrata, se alza acusador en sus propios versos como final a este otro homenaje "no oficial":


  
Mas él no transigió en la vida ni en la muerte
Y a salvo puso su alma irreductible 

del final del poema Góngora 






NOTA : No tengo duda de que al lector que conozca la vida y obra del poeta le podrá resultar de más fácil comprensión la lectura de este artículo.






Vicente Aleixande y Luis Cernuda delante del Museo del Prado

                                                                                    












La tumba de Luis Cernuda en el Panteón Jardín de México DF 









                                                                          

                                                                             




No hay comentarios :

Publicar un comentario