Follow by Email

viernes, 21 de abril de 2017

RECUERDO DEL PINTOR ELOY ROBLEDO EN EL 7º ANIVERSARIO DE SU FALLECIMIENTO








                                                                             
                                                                               
























Eloy Robledo en 2009 












Eloy Robledo (dcha.) y Eduardo Sáenz de Varona durante una fiesta en la golden Marbella en 1975














Probablemente la última foto del outsider artista: tomando el Roscón de Reyes el 6 de enero de 2010














Eloy Robledo (izqda.) y el autor del blog en la medina de Fez en 1974
















Eloy Robledo Fernández (Higuera de la Sierra (Huelva) 7.1.1931 - Jimena de la Frontera (Cádiz)  21.4.2010).

Parroquia de San Sebastián de Higuera de la Sierra, BIC. Alberga en su interior obras de Alonso Miguel de Tovar y Sebastián Santos Rojas




Nació Eloy Robledo en Higuera de la Sierra un pequeño pueblo de la serranía de Huelva que ha dado, a la historia del arte española, personalidades notables. Citaremos, a título de ejemplo, al pintor Alonso Miguel de Tovar (1678-1752) el más representativo de la generación que abandonó el barroco castizo sevillano para abrir una nueva vía de creación y al que el Museo de Bellas Artes de Sevilla dedicó en 2006 una gran exposición.  http://www.artesacro.org/m/Noticia.asp?idreg=17735

http://huelvabuenasnoticias.com/2015/05/17/alonso-miguel-de-tovar-el-pintor-higuereno-al-que-confundian-con-murillo/

Son famosos sus retratos:
Ahí está el de nuestra antepasada Mª Teresa Piscatori y de Varona, marquesa de Torrenueva (colección particular, Sevilla) 







Mª Teresa Piscatori y de Varona. Óleo sobre lienzo de Alonso Miguel de Tovar hacia 1746



 o el Retrato de Niño (Museo Wallraf - Richartz, Colonia). Abordando también el tema religioso como por ejemplo La Virgen con el Niño (Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid), El Arcángel San Gabriel (Iglesia de San Antonio Abad, Sevilla) o La Divina Pastora (Museo Nacional del Prado, Madrid).
 
 
Divina Pastora. Museo del Prado





Divina Pastora. Museo Carmen Thyssen. Málaga




Santas Justa y Rufina, patronas de Sevilla. Alonso Miguel de Tovar. Parroquia de San Sebastián. Higuera de la Sierra




Y ya más en nuestros días el escultor e imaginero Sebastián Santos Rojas (1895-1977), que fue maestro y amigo personal de Eloy Robledo,                         






Sebastián Santos Rojas
                                              



 
La Virgen del Refugio de la Hermandad de San Bernardo de Sevilla  una de las obras de Sebastián Santos Rojas
 

Carmen la cigarrera, escultura de 1973 de Sebastián Santos Rojas, ubicada frente ubicada frente al Teatro de la Maestranza de Sevilla

y su hijo Sebastián Santos Calero también afamado escultor. 

Además, un primo hermano de Eloy Robledo Fernández, el sacerdote Francisco Girón Fernández (1923-2009), fue Medalla de Oro de Andalucía en 2008 siendo especialmente conocido y querido por su proximidad con los más pobres y enfermos.
                                           








El sacerdote Francisco Girón Fernández
 




Eloy Robledo se licenció en la Facultad de Bellas Artes  de la Universidad de Sevilla y completó su formación en París, Roma y Copenhague.


Durante su época de la Facultad frecuenta el Colegio Mayor Hernando Colón de Sevilla donde conoce al entonces estudiante de derecho y hoy notable escritor, poeta y dramaturgo Antonio Gala y entabla estrecha amistad con otro estudiante de derecho, Antonio Alonso Baño, del que hablaré después.






Antonio Gala



Terminada su formación universitaria reparte su tiempo entre el trabajo en su estudio de pintura de Sevilla ( donde lo conocí en 1969) y largas estancias en Marbella. Esa golden Marbella de la que nada queda y que tan bien retrató Pepe Carleton (1916-2012) en la entrevista que le hizo Berta González de Vega (véase el periódico “El Mundo” de 15.4.2007 pp. 34 y 35).                                   
     








Pepe Carleton en 2010, ante una foto tomada en 1959. En la foto de izqda. a dcha. Emilio Sanz de Soto, Carleton, Truman Capote,  Jane y Paul Bowles en el Tánger internacional
 




Allí, y a través de la santanderina Ana de Pombo (1900-1985) diseñadora excepcional, poeta y escritora, entabla amistad con el polifacético artista Jean Cocteau (1889-1963), que residía grandes temporadas en Marbella, el cuál dedicó a Eloy Robledo numerosas obras y dibujos.                             


Jean Cocteau visto por Modigliani










Ana de Pombo ante un dibujo de su amigo Jean Cocteau





En París coincide con Ana de Pombo, que habla extensamente de él en su obra Mi última condena (Edit. Taurus, Madrid 1971)            
   







su libro de memorias que publicó con prólogo de la duquesa de Alba. Ana de Pombo fue durante quince años diseñadora y secretaria personal de la famosa estilista Cocó Chanel (1883-1971)  y por medio de ella Eloy conoce a ésta, con la que mantiene una gran amistad plasmada en la multitud de fotografías, de los más famosos fotógrafos de la época, que Chanel le dedicó.


Cocó Chanel


También mantuvo Robledo una gran relación con la exiliada Familia Real Española, desde la reina Victoria Eugenia (1887-1969) ya viuda del rey Alfonso XIII (1886-1941) a la que visitaba en su casa de Lausanne (Suiza) la Vieille Fontaine, su hogar en los últimos veinte años de su vida, hasta sus hijos D. Juan (1913-1993) y Dña. Mª de las Mercedes (1910-2000), condes de Barcelona,  reyes de derecho de España y abuelos del actual monarca Felipe VI en el exilio que les impuso el dictador Franco debido a sus ideas democráticas. 
 Los veía en Villa Giralda (en luso Vila Giralda) su casa durante su exilio en Estoril (Portugal).




                                         


La Vieille Fontaine
                                                






La reina Victoria Eugenia en febrero de 1968 en Madrid, durante el bautizo de su ahijado y bisnieto el rey Felipe VI. Detrás sus hijos los condes de Barcelona y la reina Sofía. Sería su único y último viaje a España, tras su exilio en 1931 pues fallecía en Laussanne en abril de 1969
                        




El fotógrafo Pepe Campúa (1900-1975) saluda a la reina Victoria Eugenia (1887-1969)  ante la mirada de Juan Carlos y Sofía durante una recepción en el palacio de Liria, y a la que el que esto suscribe también asistió, con motivo del bautizo del rey Felipe VI en febrero de 1968





                     


La reina Victoria Eugenia y su hijo el conde de Barcelona durante el bautizo de Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela el 8 de febrero de 1968 













La casa de los exiliados, por el dictador Francisco Franco, condes de Barcelona en Estoril. Fue vendida en 1990 al alemán Klaus Saalfeld que aún la habita 






Villa Giralda en la época que vivían allí los condes de Barcelona  y sus hijos  y era frecuentada por Eloy Robledo






Este azulejo es el que aparerece en la foto ut supra, arriba a la derecha. Representa la salida de la Hdad. del Rocío de Triana, cuando estaba en la Iglesia de San Jacinto de Triana. Doña María (la condesa de Barcelona), que lo encontró en Sevilla en el derribo de una venta, le tenía mucho cariño y mandó ponerlo en Villa Giralda. Se lo llevó a Madrid cuando vendieron la casa. Hoy en día no sabemos donde se encuentra








 Esta relación con la Corona no fue óbice para que mantuviera su íntima amistad con el amigo de los ya lejanos tiempos del Colegio Mayor Hernando Colón de Sevilla, el profesor Antonio Alonso Baño, convencido republicano hasta su fallecimiento en París en noviembre de 1987. Debido a sus ideas el   dictador Francisco Franco obligó al profesor Alonso a exiliarse en París en 1960. Allí fue profesor de español en la Universidad de la Sorbona, Secretario del Gobierno y  Ministro de Justicia de la República Española en el Exilio hasta la autodisolución de ésta en 1977. Restauradas las libertades políticas en España, con la monarquía parlamentaria, el profesor Alonso Baño pasaba largas temporadas con su amigo Eloy Robledo (que siempre lo llamó mi amigo el ministro) en El Coto, la finca de este último en Jimena de la Frontera (Cádiz), donde tuve el honor de conocerlo y tratarlo extensamente.

Dos de los muchos arts. del prof. Alonso Baño:

http://elpais.com/diario/1980/07/18/espana/332719207_850215.html 
http://elpais.com/diario/1978/07/18/opinion/269560809_850215.html


 Su obituario en el periódico El País:

  http://elpais.com/diario/1987/12/07/agenda/565830001_850215.html








Volviendo al objeto de nuestro artículo – Homenaje a Eloy Robledo, pintor - lo he denominado en otro lugar artista outsider en el significado que me enseñaron cuando estudiaba en la Universidad de Berkeley (California ): One who does not belong to a group es decir alguien que no pertenece, que no forma parte de ningún grupo. Y, efectivamente, Eloy Robledo, nunca se adscribió a ninguna corriente artística formal o aformal, nunca quiso estar ligado a ninguna galería de arte, nunca quiso hacer exposiciones individuales de su obra aunque sí participó en varias colectivas: las que él decidió, con independencia de la corriente artística prevalente en las mismas. Pero siempre las realizó con un sentido altruista.


En 1972 se estableció definitivamente en Jimena de la Frontera (Cádiz. Spain), en una finca de su propiedad La Dehesa El Coto, donde tuvo su vivienda y estudio de pintura y escultura.
                             




                



Entrada a la casa de El Coto, vivienda y estudio, de Eloy Robledo en Jimena de la Frontera (Cádiz)
  








Allí continuó trabajando en el campo de la pintura y las artes pero, debido a su discreta relación exterior con el mundo de éstas, se centra, durante los últimos treinta y ocho años de su vida, en el disfrute y realización personal de sus obras. Ello no quiere decir que no colaborara en el espacio del arte siempre que fuera requerido para ello.

 Así poco antes de establecerse en Jimena ilustró en Sevilla, a modo de cómo lo hacían los pintores ligados al grupo poético cordobés  Cántico una Antología de urgencia de poetas jóvenes. Obra en la que el que esto escribe, como diletante poeta, también colaboró. 









                                                 











Otro dibujo de Eloy Robledo para el libro Antología de Urgencia de Poetas Jóvenes






Acuarela, fechada en1991, de Eloy Robledo. Colección particular









Ya en Jimena animó a un emergente y joven pintor, Juan Lobillo Corbacho, a continuar en el mundo de la pintura.
                                              





Eduardo Sáenz de Varona (dcha.) y el pintor Juan Lobillo Corbacho en una exposición de éste. Detrás la obra de Lobillo Esperando el Bus
  




Siendo uno de los primeros en valorar y adquirir sus obras. 
                                          


Eduardo Sáenz de Varona y el pintor Juan Lobillo en las tumbas antropomorfas de El Coto



                                             


Y cuando, hacia 1978, la Concejal de Cultura del Ayuntamiento de la ciudad, Ana Mª Vallecillo Soriano, solicitó su colaboración no dudó
en formar parte del Jurado de Calificación de Pintura para un Certamen que se celebraba durante la Feria de agosto de esta ciudad campogibraltareña.              
     



Ante la Reina de los Ángeles, Patrona de Jimena de la Frontera, Eduardo Sáenz de Varona entre la Camarera de la Virgen y Ana Mª Vallecillo Soriano a la dcha. Llevamos los tres la medalla de la Hermandad de la Reina de los Ángeles


 





En julio de 2002 expuso en la muestra de Arte Contemporáneo que, con motivo del Festival Internacional de Música de Jimena, comisionó Juan Lobillo. En dicha Muestra  (véase, al respecto, nuestro art. Arte contemporáneo en el periódico del Campo de Gibraltar EuropaSur de 29.7.2002, pag. 20) concurrieron artistas actuales de la talla de Federico Guzmán, Pepa Rubio, Alonso Gil o el fotógrafo José Ruiz.


Eloy Robledo, pese a que su idea de la pintura estaba en una posición más clásica, pero que como el gran artista que era poseía  una gran versatilidad,  presentó tres magníficas obras dentro de un concepto que definió como arte efímero.


En el conjunto de su obra destacan el tratamiento del color y de la luz junto a una plástica cuidada, fina y sensible pero, en nuestra opinión, sobresale ante todo su técnica, producto de cualidades innatas y de una excelente formación académica que abarcó también el terreno de la escultura. Técnica que le permitía abordar desde el formato clásico hasta el más vanguardista (en esto también era un outsider) pero toda su producción está “bien hecha” lo que para estos tiempos donde en arte todo vale no es cuestión baladí.  




                                  
Eloy Robledo y el artista Luis Cabezudo hacia 1992
                                          






                                                          








En 1994 , el autor del blog en las tumbas antropoformas de El Coto en Jimena de la Frontera (Cádiz) donde vivía y tenía su estudio Eloy Robledo que se puede ver al fondo de la fotografía
  











Eloy Robledo y el abogado sevillano Luis Ollero en 1983












Polifacético, nuestro artista también hizo teatro como amateur.  Durante una escena en 1993 de El hombre que murió en la guerra de Antonio y Manuel Machado





 Y para terminar este homenaje me va a permitir el amable lector que lo haga con el poema que dedico, aunque con sentimiento, a nuestro pintor






POEMA AL PINTOR ELOY ROBLEDO






He mirado tus cuadros

y he sentido

en ellos vida.

He visto

sus colores penetrantes

jugar y mezclarse

con los que el sol

forma al atardecer

tras los montes, verdes, grises y azules de Jimena.

Te he visto, apartarte de ellos, despreciarlos,

porque querías apartarte de la vida.

Te veo en las tibias mañanas de primavera

jugar con el ruiseñor que se despierta

y pasear hasta un inmenso

bosque de eucaliptus.

Veo tu barba al sol, meditando
te veo entrar, salir, nadar, en un río,
que a veces crece demasiado,
como entras y sales por la vida.
En tus manos están jugando al alimón,
el arte con la vida.
¿Cuándo volveré a sentir la evocación de la vida
entre tus cuadros?
Vuelve a jugar un rato,
con el arte, la pintura y la vida.   
 









                                                                                 De mi libro Como nace deseo sobre torres de espanto (Editorial Imagenta, 2014)
                                                    
                                                    













Dibujo de 1975 de Eloy Robledo dedicado al autor del blog
                                                     

                                                    

















ESQUELA DE ELOY ROBLEDO PUBLICADA POR SU FAMILIA:





                                                     
                                                                              




Don Eloy Robledo Fernández del Cid

Pintor



Falleció en Jimena de la Frontera ( Cádiz ), el día 21 de abril de 2010, después de recibir los Santos Sacramentos y la Bendición Apostólica de Su Santidad.
Q.S.G.G.
Sus hermanos Doña Natalia (+), Don Juan (+), Don José (+), Doñá Mª Dolores (+), Doña Mª Luisa, Don Manuel (+), Don José Luis y Don Francisco Javier; hermanos políticos Don Juan Ternero Losada (+), Doña Mª Isabel Grille Calderón (+), Don Justo Macías Lora (+), Don José Mª Gómez de León Fernandez de Bobadilla (+), Doña Encarnación Mariano García y Doña Ana Mª Parejo Muñoz; sobrinos, amigos y demás familiares y afectos ruegan una oración por su alma y asistan a las misas que por su eterno descanso se celebrarán el viernes día 30 de abril, a las 19.00 horas, en el Convento Reina de los Ángeles, de Jimena de la Frontera; el viernes día 7 de mayo, a las 20.15 horas, en la Real Parroquia de Santa María Magdalena, de Sevilla, y el miércoles día 2 de junio, a las 20.00 horas en la Parroquia de San Sebastián, de Higuera de la Sierra ( Huelva ), por cuyos actos de caridad cristiana les quedarán agradecidos.









El Convento de la Reina de los Ángeles en Jimena de la Frontera














Real Parroquia de Santa María Magdalena en Sevilla











Parroquia de San Sebastián en Higuera de la Sierra





















Eloy Robledo en 2009

2 comentarios :

  1. Es precioso Eduardo..., me trae recuerdos a tantas cosas y después del tiempo, soy testigo y seré..., la vida es un regalo y soy afortunado de llevar en mi memoria tan preciosos momentos. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Querido Eduardo:
    Gratos recuerdos y preciosas fotografías de nuestro queridísimo Eloy que en Paz Descanse.
    Gracias

    ResponderEliminar