Follow by Email

domingo, 29 de junio de 2014

PRESENTACIÓN DE MI LIBRO "COMO NACE UN DESEO SOBRE TORRES DE ESPANTO" EN MÁLAGA

Plaza de La Merced
En esta casa nació Picasso el 25 de octubre de 1881

                                                                              
Librería Rayuela, junto a la Casa Natal de Picasso, en la Plaza de la Merced
     

La presentadora Aurora Gámez, Presidenta de Grupo Literario ALAS y el autor


PALABRAS DE AURORA GÁMEZ ENRÍQUEZ DURANTE LA PRESENTACIÓN

  
Como nace un deseo sobre torres de espanto, / Amenazadores barrotes, hiel descolorida, / Noche petrificada a fuerza de puños, / Ante todos, incluso el más rebelde / Apto solamente en la vida sin muros.  


Poema de Luis Cernuda que pertenece a “La Realidad y el Deseo” editado en 1936, se abre el libro con esta estrofa cuyo segundo verso es elegido por autor para título del libro. Tanta es la admiración que el autor tiene por Luis Cernuda que cierra el libro con “El otro Homenaje”: “Ni mirto ni laurel. Fatal extiende / Su frontera insaciable al vasto  muro / Por la tiniebla fúnebre. En lo oscuro, / Todo vibrante, un claro son asciende.”

El segundo poema del libro Sueño:Sentía que el carro de Rabindranath” y nuestra mente se coloca inmediatamente por obra y magia de la palabra en la obra de Rabindranath Tagore. Los cinco versos que le siguen tienen el halo del poeta filósofo bengalí, reformador cultural que modernizó el arte rompiendo con las formas clásicas. Y Eduardo Sáenz de Varona lo dice en el segundo verso: “Aplastaba con sus ruedas doradas” queriendo posicionarnos, posicionarse en esa revolución de la literatura al uso.


Pero hace más, Eduardo cita al filósofo Kierkegaard en dos de sus títulos llevándonos inteligentemente a su mundo onírico donde el pensamiento sobre la condición de la existencia humana, la individualidad y la subjetividad forman parte y todo de su y nuestra condición. Nombrar a Kierkegaard no es baladí, es posicionarse y posicionarnos como lectores al lado del pensamiento existencialista, es decir, empatizar con el ejercicio de la libertad tomándola con responsabilidad, adentrarnos en la condición humana en la desesperación y la angustia vital.

Hoy he vuelto de nuevo a andar y me he encontrado con la luz dura de la madrugada. Pienso: no sabemos lo que queremos y nos alejamos infinitamente de lo que deseamos.”

Al segundo poema, “El extranjero”, le antecede una cita del patriarca de los poetas malditos, Charles Baudelaire:
 “¿A quién quieres, extraordinario
extranjero?
Quiero a las nubes…, a las nubes
que pasan”
El poema describe el paisaje y el caminar de una joven … hacia el mar concluyendo: Y de pronto la chicharra ha enmudecido y has caminado hacia el mar. Nuestra imaginación queda abierta a un suicidio o a un sencillo y recuperador baño marino.


El desosiego existencial se hace presente en Los gatos orientales:

¿Por qué –me preguntas- existe esta angustia/que me agobia?/Es que la vida –te explico- va dejando su poso, “. La aceptación del dolor de vivir como inevitable: “Unas margaritas amarillas” / “La lluvia está cayendo sobre Gibraltar./Piensas que en la vida /es el dolor el que cae   lentamente/ a veces demasiado rápido,   y el dolor cae, sí/ pero junto a él florecen   margaritas amarillas.

Siguen poemas dedicados a la memoria de amistades del autor, a la pintura apreciada por él, más amigos y un Carpe diem  que de pronto nos sorprende con el nombre de Gibran cuya poesía y prosa es rompedora de la literatura clásica árabe, centro del renacimiento moderno árabe. Eduardo Sáenz de Varona nos dice: “Cuando llega la naturaleza / todo es igual.   Todo es lo mismo./ Es el ángel y el demonio de Gibran./ Es un pecado o es una virtud?/ … / Es la vida, que hay que apurar / y sobre todo sentir.”

La angustia aparece de nuevo, existencia vital ineludible, dueña de todos los sentidos esta vez dedicada al catedrático Juan Miguel Serrera, in memoriam: “Estabas /    lejos de mí. / Te habías ido    para siempre. / Pero    inconscientemente, / te presentía asomada   entre sombras perennes. “

Los poetas vienen a rescatarle del trance existencialista y es Antonio Machado con “Estos días azules / y este sol de la infancia” que inicia “Son tornasolados los barrotes de la ilusión./ Son azules los barrotes de la esperanza. “ lanzándolo a la búsqueda y el fin de las cosas “Estoy buscando la esperanza entre la niebla. / Estoy buscando la ilusión. / Estoy solo buscando.”  Juan Ramón Jiménez con “No le toques ya más / que así es la rosa.” le acompaña en “De un amor fugaz que ya no recuerdo / Pasar y aspirar el perfume de la rosa. / Sentirla y saber / que se va a ir, pero tenerla, / como la espuma del mar / entre los dedos. “
La ola se ha roto ya” e “Impresión de mañana de domingo en abril” cierran 18 poemas de este libro de Eduardo Sáenz de Varona. Él no se llama a si mismo poeta, se posiciona como buscador, explorador inconcluso y sencillo vividor del día a día.  Pero Eduardo, realista, no se deja caer en el desánimo ni en el pesimismo, contra todo pronóstico él se suma a la búsqueda de la perfección y el aprendizaje en los hechos de la vida: “Nuestra esperanza la hacemos nosotros con las huellas de nuestras pisadas. Nuestra esperanza es la vida.”
Sin duda alguna, este libro que hoy presento en Málaga “Como nace un deseo sobre torres de espanto” de Eduardo Sáenz de Varona, ilustrado por Juan Gómez Macías, editado por ImagenTa con un excelente prólogo del escritor y poeta malagueño Joaquín Cestino es exquisita lectura para quiénes gustamos de cultivar el librepensamiento cuidando lírica y lenguaje.
Aurora Gámez Enríquez



                                                                                       
Ana Paz Parras, el autor y Eduardo Sacconi
Interior de la librería Rayuela, donde tuvo lugar la presentación
                                                                                 
Fotografía del día de la presentación publicada en el nº 23 de la Revista malagueña UTOPÍA POÉTICA DE LAS ARTES , en su pag.  54. De izqda. a dcha. las poetas Carmen Sánchez Melgar, Aurora Gámez, Presidenta del Grupo ALAS que presentó el libro, el autor y Antonio Quero, director de la Revista UTOPÍA
  

  
La poeta y presentadora del libro Aurora Gámez en una fotografía de Rosa Gónzalez Illescas
La Alcazaba de Málaga data del siglo XI y es BIC 
El Centro Pompidou de Málaga el día de su inauguración

No hay comentarios :

Publicar un comentario