Follow by Email

martes, 23 de abril de 2019

BARBÉSULA















Barbésula es el nombre de una ciudad estipendiaria del Convento Jurídico Gaditano, en la provincia romana de la Bética, citada por Plinio el Viejo, Pomponio Mela y el Anónimo de Rávena y localizada en la orilla derecha de la desembocadura del río Guadiaro, en la población de igual nombre junto a la actual urbanización de Sotogrande, en el término municipal de San Roque (Cádiz)

Los restos arqueológicos ponen de manifiesto que se trataba de una ciudad dedicada principalmente a la industria de las salazones de pescado. Son varias las factorías dedicadas a este fin que se han encontrado en los alrededores, así como los hornos de fabricación de ánforas destinadas a la exportación de productos como el garum.

Vid. https://saenzsotogrande.blogspot.com/search?q=el+yacimiento+romano+de+guadalquiton








 En este sentido, su economía sería similar a la de otras poblaciones del estrecho de Gibraltar (Baelo Claudia o Iulia Traducta). No obstante, no es descartable que, debido a su situación en el valle del Guadiaro, actuara también como centro de importación y exportación de productos de agricultura. ​ Allí han aparecido los restos de un templo dedicado a Diana, así como varias inscripciones honoríficas y funerarias, conservadas en el Cortijo de Los Canos (Pueblo Nuevo de Guadiaro) y en el Museo de Cádiz.
 
En la actualidad solo se ve un cerro totalmente cubierto por zarzales y arbustos pero que por lo menos está rodeado por casi todas partes de una alambrada pero Barbésula fue una ciudad que gozó de gran importancia en el siglo I después de Cristo.














Está protegido y no se toca, pero es una protección que se queda corta y que vive a la espera de alguien al que pueda interesar, en opinión  Salvador Bravo Jiménez, arqueólogo y profesor de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de Algeciras y añade podemos decir que está protegido, pero los arqueólogos entendemos que proteger un yacimiento es ponerlo en valor, hacerlo útil a la sociedad, porque lo que tampoco podemos negar es que si no se actúa en él poco a poco se va degradando




 
Salvador Bravo






























La epigrafía romana de Barbésula se puede ver a ambos lados del pórtico del Cortijo Los Canos en su parte inferior






Referencias:  Presedo Velo, Francisco J. (1974). «Hayazgo romano en Algeciras». Habis (5). ISSN , p.199. http://institucional.us.es/revistas/habis/5/13%20presedo.pdf.






La Revista Almoraima que edita el Instituto de Estudios  Campogibraltareños citada ut supra dice sobre Barbésula:
"De origen prerromano, esta ciudad se sitúa en la margen izquierda del último tramo del río Guadiaro (San Roque) (Rodríguez, 1978). Las  escasas  intervenciones  arqueológicas no permiten  precisar mucho  sobre sus características. La existencia de un alfar cercano y la cercanía de varias factorías de salazones de considerable importancia (Mesas de la Chullera y  Guadalquitón,  entre  otras)  abogan por la dedicación de sus  habitantes a  las actividades relacionadas  con  el mar, en consonancia con otras poblaciones costeras de la comarca. Por otro lado, su situación en la desembocadura del río Guadiaro, con una amplia vega de tierras fértiles situada en su retroterra y unas posibilidades comunicativas privilegiadas hacia el interior, a través de este río y  sus  afluentes, Hozgarganta y Genal, la convertirían en centro  receptor  de  la producción agropecuaria procedente de las numerosas villas que existían a lo largo de los tres valles".











Estela funeraria de mármol blanco datada del 1 al 200 d. C (Alto Imperio Romano. Iberorromano) procedente de Barbésula y que se encuentra en el Museo de Cádiz








La estela funeraria vista desde otro ángulo












El yacimiento romano de Barbésula bajo el monte verde de Pueblo Nuevo de Guadiaro

No hay comentarios :

Publicar un comentario